El Consejo de Ministros ha aprobado la propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para el 39º Plan de Seguros Agrarios Combinados, que recoge tanto las líneas de seguros cuyo periodo de suscripción se inicia a lo largo del año 2018, como los porcentajes de apoyo público del Ministerio. De esta forma el ministerio mantiene su compromiso con la política de Seguros, por entender que es un instrumento fundamental para garantizar la renta de los productores agrarios.

Entre las actuaciones a desarrollar para la revisión y perfeccionamiento de las líneas de seguro que llegan como novedades de este Plan, destaca, entre otros, la cobertura a la producción de ajos ya cortados en cajones o “palots”.

Por otra parte, el nuevo Plan establece la relación de trabajos a desarrollar durante el ejercicio 2018 con vistas a la incorporación de nuevas coberturas en futuros planes de seguros. Entre ellos, destacan el estudio para la cobertura de daños por sequía en el cultivo de alfalfa y el de la viabilidad de un seguro de rendimientos para el cultivo de lúpulo.

El Plan también contempla el estudio de un seguro colectivo para el cultivo de aguacate en las Islas Canarias, así como la posibilidad de avanzar en el diseño de nuevas opciones en la línea del seguro del olivar.

Asimismo, se estudiará el impacto económico de un módulo 1 que cubra daños que supongan pérdidas superiores al 20 por ciento de la producción asegurada en el conjunto de la explotación, y se continuará con el análisis de un seguro de ingresos para el sector agrario.

El Sistema de Seguros Agrarios Combinados continúa siendo un pilar fundamental de la política agraria en España y, por tanto, una prioridad para el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente puesto que se trata de la herramienta más eficaz para la gestión de los riesgos no controlables por los productores, que permite garantizar la viabilidad económica de las explotaciones agrarias. Por ello, se mantiene el presupuesto destinado a subvencionar el coste de las pólizas del Seguro Agrario en el Plan aprobado, que asciende a 211’27 M€.

El año 2017 se ha caracterizado por presentar una elevada siniestralidad, estimándose que las indemnizaciones a través del seguro agrario superarán los 700 millones de euros, de los cuales más de 254 son debidas a las pérdidas ocasionadas por la sequía. El Sistema de Seguro Agrarios ha respondido con eficacia, agilizando las peritaciones y abonando el pago de las indemnizaciones por siniestro en un corto espacio de tiempo tras la tasación, que ha llegado a ser de 25 días en algunos cultivos, como en los herbáceos extensivos.

Con la aprobación del 39º Plan de Seguros Agrarios se continúa apoyando al sistema y se asientan las bases para trabajar a lo largo de los años 2018 y 2019 en el diseño y perfeccionamiento de las diferentes líneas de seguro, atendiendo a las propuestas presentadas por las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas y comunidades autónomas, para dar una respuesta a las necesidades del sector agrario.