El proyecto Vinysost, cofinanciado por la Unión Europea (UE) y el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) con fondos procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y en el que participa la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) a través del CEIGRAM, es un proyecto de I+D que tiene por objetivo mejorar la calidad, competitividad y sostenibilidad de los vinos españoles. Con este fin, se ha abordado de manera integral todo el proceso productivo a través de la gestión sostenible de la producción en grandes viñedos y los procesos de vinificación, dando, además, respuesta a algunos de los principales retos del sector vitivinícola español.

Vinysost es un consorcio público-privado conformado por seis bodegas españolas que representan a las principales zonas vitivinícolas españolas y a dos empresas  del sector auxiliar de producción de tapones y de productos biotecnológicos. Entre ellas se encuentran: Codorniú, S.A., (que actúa como representante del consorcio); Comercializadora La Rioja Alta, S.A.; Miguel Torres, S.A.; Bodega Barbadillo, S.L.; Francisco Oller, S.A.; LallemandBio, S.L.; Martín Códax, S.A.U., y Bodegas Roda, S.A.

En él también han participado 10 centros de investigación con una destacada experiencia en materia vitivinícola. Junto al CEIGRAM-UPM han participado el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de Zaragoza; la Universitat de Lleida (UDL); el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA) de Valencia; el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICCV) de La Rioja; la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona; el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña; la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Compostela (USC); la Universidad de Cádiz (UCA), y el Centro Tecnológico del Vino (VITEC) de Tarragona.

El plan de acción se ha estructurado a través de 3 actividades principales, llevadas a cabo durante 48 meses (desde el 1 de agosto de 2014 hasta el pasado 31 de julio de 2018), que responden a los acrónimos VITISOST, ENO+ y WINESOST.

  • Actividad 1 – Estrategias para la Producción Sostenible en Grandes Superficies (VITISOST): se centra en los trabajos en viñedo llevados a cabo en parcelas experimentales para optimizar las técnicas de manejo y gestión de las explotaciones. Tiene también como objetivos reducir los efectos negativos de las patologías de la vid y las plagas, analizar la calidad de la uva y definir el momento óptimo de vendimia en condiciones de cambio climático, determinando la madurez aromática y fenólica.
  • Actividad 2 – Estrategias para la Mejora de la Evolución y Estabilidad del Vino
    (ENO+): está orientada al trabajo en bodega. Tiene que ver con el diseño de estrategias para el control de la estabilidad aromática y sensorial de los vinos en bodega y su estabilidad microbiológica y química. Sirve también para asegurar la calidad de los vinos hasta el momento del consumo,gracias a un mayor conocimiento del papel del oxígeno en todo el proceso vitivinícola.
  • Actividad 3 – Gestión Global de la Sostenibilidad Vitivinícola(WINESOST): pretende garantizar la competitividad de los vinos españoles mediante el desarrollo de una aplicación informática que permita analizar la sostenibilidad de los vinos durante todo el proceso vitivinícola, de tal manera que la obtención de producciones de calidad sea compatible con el respeto al medio ambiente.

Los resultados han avalado el alto grado de innovación del proyecto. Entre ellos cabe destacar el desarrollo del primer modelo predictivo de riesgo sobre la plaga de mosquito verde a nivel internacional; el diseño de estrategias de riego no existentes hasta la fecha, basadas en tecnologías adaptativas; el uso de un nuevo sistema de modelización, basado en tecnologías de precisión para sectorizar el riego en grandes parcelas o el uso de un nuevo modelo de análisis nutricional de grandes superficies de viñedo, entre otros.

Particularmente interesante ha sido desarrollar distintos sistemas de conducción alternativos al parral tradicional para uva albariño en Rías Baixas. Todo ellos sin olvidar las mejoras de la madurez fenólica en uvas tintas y la mejora aromática en uvas blancas, mediante la aplicación de derivados de levaduras.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies